Y no parece que tiene 50

Entretenimiento
Typography

Los Ángeles.- Hubo un tiempo en que Nicole Kidman aparecía en cualquier conversación sobre las mejores actrices del mundo, y puede que a algunos se les olvidara su talento, escondido a base de bótox, pero la australiana cumplió ayer martes 50 años con la certeza de haber recuperado el esplendor de antaño.

“Simplemente quiero celebrarlo estando con mi divino esposo (Keith Urban), mis hijas (Sunday, de ocho años, y Faith, de seis) y mi hermana (Antonia)”, dijo al portal E! Online recientemente la actriz, casada desde 2006 con el cantante de country nacido en Nueva Zelanda.

“No necesito grandes celebraciones. Únicamente tener a mi familia junto a mí. Así soy feliz”, agregó la intérprete durante la presentación en Los Ángeles (California) de su nueva película, “The Beguiled”, con la firma de Sofia Coppola.


Ese es un nuevo ejemplo de la resurrección artística que vive Kidman tras su nominación al ”scar por “Lion” y el enorme éxito de la miniserie de HBO “Big Little Lies”.

Aquella melena rizada y pelirroja surgida de Hawái, criada en Sydney y descubierta para el mundo por Phillip Noyce en “Dead Calm” (1989) no tardó en llamar la atención de Tom Cruise, a quien conoció durante el rodaje de “Days of Thunder” (1990).

Ya como marido y mujer, decidieron adoptar dos hijos (Isabella Jane y Connor) y rodar juntos “Far and Away” (1992) y “Eyes Wide Shut” (1999), la última película de Stanley Kubrick.

Durante una etapa dio pie a unos años donde perdió la brújula de su carrera con proyectos inanes (“The Stepford Wives”, “Bewitched”, “The Invasion”) mientras, en paralelo, la polémica sobre su abuso del bótox crecía entre los círculos más críticos, que lamentaban su inexpresividad interpretativa.

“Nunca me he sometido a cirugía, pero sí probé el bótox, por desgracia. Lo dejé y ahora, finalmente, puedo mover mi cara de nuevo”, reconoció la actriz al diario italiano La Repubblica.

Sea coincidencia o no, lo cierto es que Kidman ha venido recuperando el prestigio con el musical “Nine” (2009), su tercera candidatura al ”scar (“The Rabbit Hole”, 2010) y obras tan provocadoras como “The Paperboy” (2012), de Lee Daniels, o “Stoker” (2013), de Chan-wook Park.

Y, aunque es la imagen del glamour personificado y sigue siendo un imán para algunas de las firmas de moda y cosméticos más conocidas, no se olvida de su vertiente humanitaria.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS